Reino Magi
Esta comunidad está basada en la serie Magi: the Labyrinth of Magic, un manga/anime que trata de las aventuras de Aladdin frente al mundo que le rodea. En este mundo conocerá a Alibaba, quien no tardará en convertirse en su mejor amigo y aliado para los futuros enfrentamientos que le espera. Djinns, celdas que atrapar, magia, reinados, todo esto y mucho más abarca este universo creado por la mangaka Shinobu Ohtaka.
Tu Perfil
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Staff
Aogigeko
MP-PERFIL
Fundadora
MiloAntares690
MP-PERFIL
Administradora
Luna Mikk
MP-PERFIL
Administradora
Usagipon
MP-PERFIL
Moderadora
Navegación
Últimos Temas
Últimos temas
» Hola soy nueva
Sáb Jul 18, 2015 9:12 am por Shivy

» Crónicas de Argandia | Élite |
Dom Feb 22, 2015 11:43 am por Invitado

» Hola!! ♥
Sáb Ene 17, 2015 2:53 pm por Kisa

» Hola :)
Lun Nov 24, 2014 12:05 pm por GraceElle

» Tokyo Ghoul {A. Elite / Apertura}
Sáb Ago 30, 2014 4:48 am por Invitado

» Mangas Originales
Miér Ago 20, 2014 5:49 pm por Teksu

» Afiliación Élite | Sanraizu Anime
Mar Ago 12, 2014 9:46 pm por Invitado

» Living Soul- Apertura[Élite]
Sáb Ago 09, 2014 3:28 am por Invitado

» Holas~
Miér Jul 02, 2014 12:20 pm por Tamashi

Afiliados Élite
Pandora Hearts RolCode Geass: Endless DarkMusical CampCriminal ProjectPhotobucketKHAcademySword Art Online (SAO)CrearCrearDanger ClanGakuen Shingetsu Rol photo 3535_zps8cc7883a.gifMundoNinjaVocaloid-MemoriesTo Aru Majutsu no Index Rolfororpgnarutofororpgnaruto
Sister Site

Créditos
Todos los derechos son reservados. Las imágenes y el contenido alojados en este foro pertenecen a sus respectivos autores. El skin fue diseñado por Jonsi de Source Code y adaptado por los miembros del staff de este foro. No está permitido el uso de algún contenido propio sin permiso alguno.

Licencia Creative Commons
Este obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivadas 3.0 Unported
Crear foro

¡Vótanos!

 Shiki Topsite! BRA Topsite Sekai Anime Top List
The Top 100 Dangerous Sites

Sólo por la guerra?

 :: OFF MAGI :: FanFic

Ir abajo

Sólo por la guerra?

Mensaje por Chiru Less el Sáb Abr 05, 2014 5:01 pm

Hola a todos!
Este es un fanfic JudalxSinbadxJa'far, (y quien sabe quienes mas) que escribí hace poquito, que aún no lo he  terminadoXD No se cuantos capítulos tendrá, eso dependerá de ustedes Smile
Advertencias:
*+18.
*Yaoi.
*Éste fic esta ambientado después del último capítulo del anime Magi: the Kingdom of magic, capítulo 199 del manga...invente cosas, y no seguí la línea del manga, asi que no tiene nada que ver con la actualidad de éste.
Espero sus críticas!Very Happy

Capitulo 1:

Qué aburrido estaba.

Y es que no sólo había absolutamente nada que hacer. Tampoco había nadie a quien molestar.  El palacio del gran Imperio Kou se encontraba completamente desierto, y es que todos parecían haber  decidido irse sin él.

Bufó molesto, tocando distraídamente las joyas que adornaban su cuello.

Se encontraba en la torre más alta del palacio, viendo si aunque sea encontraba un sirviente. O alguien, o algo con vida. No es que le importara realmente que hubiesen muerto todos, simplemente que si eso había sucedido, se había perdido la diversión. Aunque no había ningún cadáver.

Seguramente, Kouen y su diligencia habían partido hacia alguno de esos reinos miserables venidos a menos que habían conquistado recientemente. Quizás los mocosos lo habían acompañado, aunque la vieja bruja tampoco estaba, y él estaba completamente seguro de que ella no le había comentado sobre ninguna salida. Sospechoso. Se había ausentado un par de días y lo abandonaban.

Bajó de un salto de la torre, utilizando magia gravitacional para llegar al suelo y comenzar a caminar por uno de los pasillos internos del palacio. Nada. Lo único que oía eran sus propios pasos, y el sonido de sus pulseras chocando entre ellas.

De repente, la imagen de cierto rey idiota le vino a la mente, sin causa aparente. Seguro él tendría algo que ver en todo aquello, siempre tenía que meterse con él. Y es que estaba completamente seguro de que el pelimorado perseguia como único objetivo arruinarle la vida, si eso incluía dejarlo solo para que se aburriera de muerte.

Recordó la sonrisa que el rey estúpido le regalaba al enano en alguna de las pocas ocasiones donde se habían cruzado; detuvo su andar y sintió como la sangre se concentraba en su rostro, quemándole en forma furiosa; pero lo que peor lo ponía, lo que más odio le daba, era su propia reacción…qué tenía que importarle a él, el gran Magi del Imperio Kou, lo que haga o dejara de hacer ese rey idiota, inútil, codicioso? Porque tenía la certeza de que sólo era eso, codicia. Sólo se acercaba a ese enano estúpido porque deseaba su poder, su grandeza…bueno, ese término no era el más indicado.
Y después estaba el otro idiota, el cual no recordaba su nombre. Maldito perro guardian, siempre vigilando lo que hacía Sinbad a toda hora, cada minuto; no lo dejaba ni un segundo solo.  Y es que a ese también lo había visto, disimuladamente, regalarle una de esas sonrisas sinceras que a él le gustaban.

Se sorprendio solo, en la mitad del pasillo, teniendo esos pensamientos. Abrió de par en par los ojos carmesí, que en esos momentos hacían juego con el rubor de su rostro. Miró hacia los lados, también escuchando, con vergüenza e incredulidad, como si sus pensamientos también pudiesen ser vistos u oídos por otros. Estaba realmente solo.

Es que acaso…al rey idiota le gustaba ese perro faldero? Pensó con cierta inseguridad, más tranquilo al descubrir que su conducta no era observada. Nunca había podido apreciarlo, pues siempre estaba todo tapado, como si ocultara su cuerpo del mundo.

Él no tenía ese problema.

Esbozó una sonrisa torcida, contento con su desfachatez. Después de todo, el rey sí que podía mirarlo a él; bajó la mirada hacia su propio cuerpo, apreciándolo. No podía quejarse; no había un gramo de grasa en ninguna parte, y tenía la masa muscular en cantidad perfecta. Ni muy poco, ni demasiado. Tocó delicadamente su vientre descubierto, aprobando sus pensamientos.  Volvió a sobresaltarse, esta vez enojado.

Enfurruñado, volvió a emprender la caminata.

No podía creer lo que acababa de pensar. A él que le importaba todo eso? No era como si realmente pudiese pasar algo…además…él sólo quería guerra, y destrucción, y pelea! Diversión, en otras palabras.
Contento con el nuevo rumbo que habían tomado sus pensamientos, analizó la idea de buscar a la vieja bruja. Ella seguro sabría qué sucedía. Además, podría brindarle diversión, seguro. Siempre era entretenido verla furiosa.

Sabía que podía rastrearla a través de su djinn, pues había pertenecido a uno de los laberintos a los que él mismo la había guiado en su momento. Se sentía orgulloso de sus grandes poderes. Sonriendo, tomó su varita y concentró su Rukh, intentando localizar ése djinn en particular; casi todos los de la familia real habían conquistado sus laberintos, así que si no prestaba atención, podía desviarse…
Cuál fue su sorpresa, al notar que no debía hacer demasiado esfuerzo; la mayoría de los djinn estaban juntos.

Sus ojos se abrieron con sorpresa, para después fruncir levemente el ceño, molesto. Estaba claro. Todos estaban jugando, y nadie lo había invitado.  Era extraño, no había sentido nada. Bueno, considerando que se la había pasado dos días enteros encerrado en esas salas aisladas de la organización, quizás era por eso. Volvió a fruncir el ceño. Debían haberlo hecho apropósito, para que él no interviniese, y cuando la fiesta había pasado, habían decidido soltarlo. Más furioso que antes, prestó más atención a la distancia en la que se encontraban los djinn.  Estaban realmente lejos, hacia el…

Cerró los ojos, intentando serenarse.
Por qué demonios los djinn estaban reunidos cerca del reino de Sinbad? Casi con certeza estaban allí.
De vuelta la sonrisa.

Quizás…

Esbozó una gran sonrisa. Quizás podría ir a ver qué era lo que sucedía, que diversión tan grande se había perdido, y de paso, sólo quizás, volver a ver esa sonrisa…
Pero más que nada buscando alguna guerra. De seguro habría uno, si estaban todos reunidos en un solo lugar. Hasta seguro el enano estaba allí.

Más calmado y satisfecho con su último pensamiento, se elevó en el aire, invocando la alfombra voladora.
No iban a dejarlo fuera de la diversión. Como que se llamaba Judal que no dejaría que algo asi sucediera.
                   ########################################################
- Sin, éste no es momento…- no pudo terminar la frase, pues fue guiado insistentemente al interior de la habitación. Cuando logro girarse, pudo ver como el Rey de los Siete Mares cerraba la puerta sin hacer sonido alguno, acercándose a paso lento a él.
- Si lo es…que mejor momento? Tengo demasiado estrés encima, sabes?- dijo, tomando al menor de estatura por los hombros. Podía ver el leve sonrojo de sus mejillas, que contrastaban deliciosamente con su piel tersa y blanca.
- Hay demasiadas personas en el palacio, y…
- Y?- susurró, acercándose más al otro.
- Y que podrían entrar. Recuerda que esto es importante.- dijo recuperando el habitual tono de reproche en su voz.
Sinbad arqueo las cejas y lo observó por un momento.
- Tienes razón.- soltó los hombros del menor. Éste suspiró, aliviado. De pronto, fue empujado bruscamente, sin tiempo a reaccionar, cayendo boca arriba sobre la mullida cama.- Alguien podría descubrirnos, por lo que debería ser rápido, no crees?- se lanzó sobre su cuerpo.
- Sin, basta! Esto no es un juego! Además, pesas!.- decía el chico de piel pálida completamente sonrojado. Intentó inútilmente empujarlo, pues Sinbad lo tomó de ambas muñecas, acomodándolas sobre su cabeza.
- Ey! Me estás diciendo gordo? Por qué pones tanta resistencia, Ja’far? Siempre haces lo mismo.- pronunció, comenzando a besar su cuello níveo después.
Podía escuchar la respiración entrecortada de Ja’far debajo suyo, mientras lo besaba. Alzo la vista y lo que vio lo motivó más a seguir. Estaba completamente rojo, agitado, pero con los labios apretados en una fina línea. Sonrió. Realmente no quería dar el brazo a torcer, eh? Le encantaba que fingiera ese enojo falso, esa indignación que ambos, en el fondo, sabían que no existía. Sintió como las piernas de Ja´far intentaban empujarlo, intentando patearlo levemente, pero Sinbad no dejaba siquiera que doblase las rodillas; un leve, casi imperceptible gemido, más parecido a un suspiro brusco, salió de los labios ligeramente entreabiertos del peliblanco.
- Sin….- lo miraba con cierta súplica. Movía débilmente los brazos, intentando liberarlos.
- Tienes…demasiada…ropa.- la respiración de Sinbad ya estaba agitada de sólo observar y sentir los gestos y movimientos de su visir.  Poniendo mayor presión en sus brazos, apresó las muñecas de Ja´far con una sola mano, mientras que la otra descendió hasta el cinto que apresaba parte del traje del menor. Al notarlo, Ja´far intentó levantarlo con las piernas para empujarlo. Realmente pesaba.
Sinbad le permitió un poco de libertad, lo que Ja’far aprovechó para doblar ambas rodillas para impulsarlo hacia adelante. Lo que no esperaba, era que la mano libre de Sinbad corriera una de sus rodillas con maestra rapidez, y posicionara su cuerpo entre ambas piernas. Ahora si lo tenía realmente encima.
Sin pensarlo dos veces, pegó su cuerpo, intentando fundirlo al otro, moviendo un poco las caderas para acomodarse mejor y mas cerca del peliblanco.
- Sin…para ya.- suplicó Ja’far, quien mas que suplicar, gemía debajo del pelimorado. Sinbad, notando la casi sumisión del menor, desató sus ropajes rápidamente, mientras soltaba sus muñecas, y utilizaba la otra mano para subir la túnica de Ja’far, para poder tocar sus piernas.
- Tu piel es tan suave.- gimio Sinbad, mientras luchaba contra los ropajes del peliblanco para poder tocar mas piel, mientras el susodicho se retorcia debajo suyo.
De repente, Sinbad sintió como el cuerpo de Ja’far se congelaba debajo suyo. Levantó la cabeza, confundido. Su sonrojo anterior había sido sustituido por un rostro palido que miraba hacia la puerta.
- Alguien viene hacia aquí.- lo miró de repente.- Fuera.
Empujándolo con fuerza por los hombros, hizo que Sinbad cayera sentado en el suelo de sus propios aposentos. Aun confundido, y un poco molesto, vio como Ja’far acomodaba a una velocidad sobrehumana sus ropas. Era claro que no era la primera vez que sucedia.
Un golpe en la puerta desvio sus pensamientos.
- Sin, estas ahí? Sal!.- escuchó la voz asustada de Yamuraiha. Se paró como pudo.
- Si, que sucede?.- miró de reojo a Ja’far, que se estaba incorporando de la cama como si nada hubiese sucedido. A veces admiraba su capacidad para fingir las cosas. Se acercó a la puerta y la abrió levemente, evitando que la bruja viese al peliblanco.
- Alguien abrió un pequeño agujero en mis defensas.- dijo, agitada.- realmente no se cómo sucedió, pues Aladdin me había ayudado a fortificarla, y yo…
Alarmado, Sinbad giro la cabeza y observó a Ja’far, que lo miraba de la misma manera. Yamuraiha se sorprendio de verlo allí.
- Has usado magia de clarividencia a larga distancia? No has logrado ver nada, quien es, cuántos son?.- dijo Sin, volviéndose hacia ella, saliendo de la habitación mientras los tres caminaban a paso rápido hacia los jardines del palacio.
- No, quien sea sabe los contrahechizos de ese tipo de magia.- dijo, muy preocupada.
- No puede ser el ataque de Kou o Reim…seria ridículo, sus generales están aquí.- dijo Ja’far, analizando la situación.- además, si fuese un ejército, habríamos notado su presencia antes de que lograran llegar a la protección…tienen que haber venido por mar, en una flota.- miró a Yamuraiha.
- No hay nada en el mar, ni en la costa. Ningún movimiento extraño.
Sinbad estaba cada vez más intrigado.
Quien haya sido, había no solo burlado las defensas de su reino y entrado como si fuese su casa, sino que no había dejado rastros. Lo que quería decir que vagaba en sus dominios sin que él pudiese hacer nada.

Chiru Less
Ciudadano Reino Magi
Ciudadano Reino Magi

Mensajes : 6
Reputación : 0
Oro : 14
Fecha de inscripción : 04/04/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: OFF MAGI :: FanFic

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.